dimarts, 7 de juny de 2016

Concierto Emma Youth

Voy corriendo por la subida de la catedral, quedan escasos minutos para las ocho y media que empieza el concierto de Emma Youth en el Museo de Historia de Girona. Llevo esperando este momento un mes y no pienso perder ni un segundo. El sonido de la campana de la catedral me avisa que son las ocho y media justo cuando estoy entrando por la puerta del museo. Lo he conseguido por los pelos.
Emma Youth y su acompañante cantado en el Museu d'història de Girona.
El concierto se hace en la terraza del recinto, hace buen tiempo para estar a 21 de mayo. Cuando entro puedo observar que las cuarenta sillas (más o menos), que están colocadas enfrente del escenario, están ocupadas, así que me acerco al borde la terraza y me siento en un muro. El escenario parece de cuento, es la fuente de un claustro del siglo XIII, una especie de cuadrado rodeado de columnas y arcos de piedra. Éste es el lugar perfecto para escuchar las canciones de Emma, una cantante girondina que destaca, sobre todo, por sus propias composiciones, una mezcla de música negra con soul, r&b, reggae y hip hop.

Son las nueve menos veinticinco y la cantante sube al escenario junto a su acompañante, un chico con un look hippie que se acerca a la batería, improvisada, y al tambor. Emma se sienta con la guitarra al lado del chico y  el concierto empieza. Su voz es suave, penetrante y dulce y sus canciones tienen un mensaje sensible, profundo y reivindicativo. No es como todas las cantantes de pop que hablan de la típica historia de amor. Youth habla de la política, de la libertad, del amor hacía uno mismo. Un ejemplo serían las canciones  “Change”, en la que nos habla de los cambios que queremos hacer en la vida,  “Do you love me?”  donde se pregunta si éste país la quiere a ella o “Present now” que nos aconseja vivir el momento. Mientras la escucho me invade un sentimiento de fuerza y de positivismo que hace que me suba la autoestima.  

Estoy tan concentrada escuchado esos sonidos agradables que hablan de la libertad y los cambios que no me doy cuenta de que son las nueve y media y que se acabó el concierto. Entre aplausos y silbidos, la cantante se despide de nosotros agradecida por nuestra presencia y nos invita a seguir visitando el museo aprovechando que está abierto al público gratuitamente por ser Noche de Museos. 

Anca Dorina Pop

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada